A diario son muchas las personas que requieren del servicio de una ambulancia para poder recibir la asistencia médica necesitada.

El sector al que prestan sus servicios las empresas de transporte sanitario está dividido en dos: el público y el privado, donde se engloban mutuas, transportes privados o centros sanitarios privados.

Hay varios factores que convierten a las ambulancias en las flotas de vehículos con más riesgos.

Por un lado se encuentra la conducción extrema que suele acompañar a este tipo de vehículos. Las ambulancias se consideran vehículos prioritarios según la legislación vigente.

Debido a la condición de emergencia en la que suelen verse envueltas las ambulancias hay ciertas licencias permitidas a la hora de conducir. Pueden exceder los límites de velocidad, están exentas de parar ante los altos, pueden esquivar vehículos y llevar a cabo maniobras arriesgadas.

Los propios aspectos intrínsecos a la construcción del vehículo también pueden suponer un gran hándicap. El diseño, la distribución del equipamiento sanitario en el interior, el peso, el tamaño y la potencia de la ambulancia pueden limitar la capacidad de reacción y los usos del vehículo.

Y por último, un factor decisivo y realmente condicionante a la hora de incrementar los riesgos de accidente cuando se está conduciendo una ambulancia es la situación de estrés a la que se somete el T.E.S (Técnico de Emergencias Sanitarias).

Hay una tremenda responsabilidad sobre estos trabajadores, de ellos depende, en gran parte, la urgencia médica. No solo han de velar por su propia seguridad sino también por la de aquellas otras personas a las que pueda afectar su actividad profesional, el equipo asistencial, el paciente y el resto de peatones y conductores que circulan por la vía pública. Todos los ocupantes del vehículo han de atender y respetar las decisiones del conductor.

Todos estos motivos hacen que las ambulancias sean realmente susceptibles a la hora de protagonizar accidentes por ello, además de la responsabilidad y consideración de todos cuando vemos una ambulancia, para estos vehículos es vital contar un seguro con excelentes garantías y con una gran capacidad de respuesta.

Conoce más sobre nuestros seguros para empresas de transporte sanitario de enfermos y accidentados en ambulancias que dan cobertura a todos los riesgos a los que se expone esta actividad.