Llegan días de vacaciones y con ellas es posible que alguna escapada. En muchas ocasiones disfrutamos tanto planeando el viaje como llevándolo a cabo. Escoger el destino, decidir el itinerario y preparar las maletas; cargador de móvil, cámara de fotos, ropa cómoda… pero sobre todo lo que no debes olvidar es llevar contigo un buen seguro de viajes que te ayude a estar protegido en cualquier lugar.

Las cantidades de dinero son un must en la elección de un seguro de este tipo. Es aconsejable que te dirijas a un mediador de seguros o que hagas tu consulta por internet pero siempre déjate asesorar por un experto.

Comparar varias compañías de seguros es esencial. No te quedes con la primera que te propongan, es importante  conocer más de un presupuesto en función del tiempo de estancia en el extranjero y del país de destino. Pero no solo nos referimos a lo que te puede costar el seguro sino también el dinero que ofrece la compañía en caso de que haya algún percance, es decir, las coberturas.

Si viajas por Europa, no olvides solicitar Tarjeta Sanitaria Europea ya que así tendrás asistencia médica en los servicios de salud públicos del país en el que te encuentres.

En este momento es también conveniente comprobar las coberturas que pueden ofrecerte otros seguros que ya tengas contratados, como el de salud o el de la tarjeta de crédito.

Contar con un servicio de asistencia 24 horas es muy importante.  No sabemos cuándo puede llegar un imprevisto, por eso debes comprobar que te han proporcionado un teléfono de atención al cliente que resuelva tus dudas en cualquier momento, desde qué hacer en caso de pérdida de maleta hasta dónde recibir atención médica.

¿Has pensado que pasaría si tienes que adelantar tu vuelta por el fallecimiento de un familiar o por un accidente en tu domicilio? Que el seguro de asistencia en viaje contemple cubrir un billete de vuelta adelantada es imprescindible.

El overbooking, es otro de los problemas más habituales que se puede dar en un viaje. Consiste en la venta de más billetes de los disponibles y puede ser el culpable de que te quedes en tierra. Es aconsejable que el  seguro que contrates cubra estos supuestos.

Y por último, algo obligatorio en tu seguro de viajes es que cubra los gastos generados por la pérdida, robo, retraso de equipaje.

Muchas personas no lo ven necesario y es posible que no lo utilices, pero si llega el momento en el que tienes que recurrir a él y está ahí, agradecerás profundamente haberlo contratado.

Recuerda que siempre puedes contactar con nosotros si necesitas más información sobre tu seguro de asistencia en viajes ideal, llámanos al 957 761 114.